• EMAIL DE CONTACTE: volemviureaflix@hotmail.es
    Comentaris anònims:
    Els comentaris anònims no es faran públics. Es prega respectar als autors dels comentaris.
  • Volem viure a flix

  • Categorías

  • Add to Technorati Favorites
  • Ebresfera logo_BE_M
  • BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
  • Archivos

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4 seguidores

  • Per la Montse:

    Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. Albert Einstein

L’MTC a Ascó, ¿per què no?

L’MTC a Ascó, ¿per què no?

Dimecres, 9 de març del 2011

Al Dominical d’EL PERIÓDICO de fa dues setmanes llegíem l’entrevista a James Lovelock, pare de l’ecologia moderna, amb motiu de la publicació en castellà del seu últim llibre, La Tierra se agota. Aquest profeta del canvi climàtic continua sent tremendament apocalíptic sobre el futur de la humanitat en aquest segle, però no hi posa objeccions a l’hora de reconèixer dues coses. Primer, que per aconseguir que els països siguin autosuficients en energia és impossible renunciar a la font nuclear com a motor d’un hipotètic «bot salvavides». I segon, que els residus nuclears ben gestionats no constitueixen un perill seriós. Ell mateix i la seva dona han viscut 25 anys a prop del cementiri nuclear de l’Hague (Normandia). Doncs bé, per emmagatzemar allà mateix els residus radioactius de Vandellòs-1 estem pagant dos milions d’euros cada mes. Mentrestant, es continua ajornant la decisió sobre on s’ha de construir el magatzem temporal centralitzat (ATC) dels residus nuclears generats a Espanya. La negativa de les comunitats autònomes candidates, rendides pel rebuig popular que suscita la paraula nuclear, ho fa molt complicat. 


 

Una de les opcions tècnicament més solvents és situar-lo a la Ribera d’Ebre, on els alcaldes de la comarca no hi veuen cap inconvenient, sinó tot al contrari, ateses les quantioses inversions i la creació de llocs de treball. També sembla l’opció preferida del ministre Miguel Sebastián. Però en aquest tema la política catalana està mostrant la seva mirada més a curt termini, de la qual ningú surt indemne. Fa un any, José Montilla no va tenir el coratge de dir el que pensava i de recolzar la decisió de l’alcalde d’Ascó pel risc de trencar amb els seus socis de govern, radicalment contraris a l’MTC. I ara Artur Mas no és capaç de desmarcar-se de la seva oposició inicial al projecte, tant per debilitat parlamentària com per por d’un càstig electoral al sud de Catalunya. Per superar aquesta mirada tan estreta, és urgent un pacte entre CiU i PSC que posi fi a una negativa políticament irresponsable i incapaç de respondre seriosament a la pregunta: a Ascó, ¿per què no?

Font: http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/opinio/20110309/lmtc-asco-per-que/937188.shtml

James Lovelock: http://www.elperiodico.com/es/noticias/ciencia-y-tecnologia/20100914/james-lovelock-vida-sobrevivira-cambio-climatico-humanidad/478035.shtml

http://elserciudadano.blogspot.com/2011/03/las-nucleares-segun-el-creador-de-la.html

Anuncios

Rap Garoña

Un estudio cifra en 3.685 millones el impacto económico nucleares catalanas

Un estudio cifra en 3.685 millones el impacto económico nucleares catalanas

(Cataluña) ECONOMIA,SECTORES-EMPRESAS,ENERGIA-MINERIA | > AREA: Economia, negocios y finanzas
01-03-2011 / 19:00 h

Ascó (Tarragona), 1 mar (EFE).- Un estudio realizado recientemente por un equipo de investigadores del Departamento de Economía de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona cifra en 3.685 millones de euros el impacto global de las actividades de las nucleares de Ascó y Vandellòs II sobre la economía catalana.

Concretamente, este estudio cifra el efecto multiplicador ocasionado por la demanda y el gasto de la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs II (ANAV) y de sus trabajadores en algo más de cuatro euros generados por cada euro invertido.

Esto significa “un impacto global en Cataluña valorado en unos 3.685 millones de euros a partir de una demanda y un gasto de las centrales nucleares Ascó y Vandellós II y de sus trabajadores próxima a los 900 millones de euros”, han explicado los responsables del estudio, los investigadores Maria Llop y Jordi Sardà.

Estas cifras corresponden al periodo 2004-2008 y su impacto ha sido calculado mediante la metodología ‘Input-Output’, que refleja las relaciones existentes entre todos los sectores productivos y cuantifica en qué medida el gasto en un sector se multiplica por toda la economía.

La investigación revela también que el impacto de la actividad de ANAV y de sus trabajadores sobre la economía catalana es “exactamente 4,096 veces superior al gasto inicial efectuado”.

Por otra parte, el estudio ha querido acercar más el objeto de análisis al territorio y ha aplicado la misma metodología al impacto económico de las centrales nucleares Ascó y Vandellós II sobre la provincia de Tarragona, con el resultado de que es el territorio que “recibe un impacto económico más intenso”.

En este sentido, de los algo más de cuatro euros por cada euro de gasto de ANAV que se generan en el conjunto de Cataluña, son 3,3 euros los que impactan exclusivamente en la provincia de Tarragona, donde los efectos directo, indirecto e inducido de la actividad económica de las centrales representa cada año aproximadamente un 3 % del PIB.

Por lo que respecta a la traducción de esta actividad económica de ANAV en creación de puestos de trabajo, el estudio indica que, por cada empleo creado como consecuencia de la demanda directa de la las centrales y sus trabajadores, se generan cuatro puestos en el conjunto de Cataluña.

En términos absolutos, el estudio cifra en 10.500 los puestos de trabajo que ha ocasionado directamente la demanda y el gasto de las tres centrales nucleares en el periodo analizado, mientras que indirectamente se han generado 7.922 y de forma inducida, 23.340.

Globalmente, la actividad económica de ANAV ha generado, entre los años 2004 y 2008, 41.825 puestos de trabajo en el conjunto de Cataluña.

Estos datos presentan nuevamente un efecto especialmente concentrado en el mercado laboral tarraconense, ya que de estos 41.825 puestos de trabajo generados en el conjunto de Cataluña, exactamente 29.368 corresponden a la provincia de Tarragona. EFE 1010127

Font:

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=709955

L’economia multiplica per quatre la inversió en nuclears

L’economia multiplica per quatre la inversió en nuclears

A Catalunya s’acaben generant quatre euros i quatre llocs de treball per cada euro invertit i cada treballador contractat en l’àmbit directe d’Ascó i Vandellòs

Una investigació de la URV reforça el sector

02/03/11 02:00 – tarragona – Ò. Meseguer
 

.

Per cada euro que l’Associació Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV) inverteix o es gasta en les tres centrals nuclears catalanes (Ascó I i II i Vandellòs II) que gestiona, l’economia catalana genera més de quatre euros i la del Camp de Tarragona i les Terres de l’Ebre, uns 3,3 euros. Aquesta és la conclusió que es desprèn del primer estudi seriós sobre el sector nuclear català, elaborat durant els últims dos anys –i amb dades corresponents al període 2004-2008–, per un equip d’investigadors del centre de recerca en economia industrial i economia pública de la Universitat Rovira i Virgili (URV).

En aquests cinc anys, l’informe xifra l’impacte global sobre l’economia del país en 3.685 milions d’euros, d’entre els quals només una quarta part (prop de 900 milions) corresponen al que genera la despesa directa en l’activitat de les tres planes. Això serie l’efecte directe, però el document, segons va explicar la doctora Maria Llop, directora de l’estudi, també preveu dos efectes acumulatius més. També hi ha l’efecte indirecte, produït per la necessitat d’augmentar la producció, cosa que fa que s’hagin de demanar inputs a altres sectors (si s’ha de construir un altre edifici a la planta, o un nou vial d’accés); i l’efecte induït, que va més enllà i és el resultat de la generació de més ocupació, més producció en altres sectors i, en última instància, més consum. Aquest és el més important, i està quantificat en més de 2.000 milions d’euros, un 54% de l’impacte total.

Sumats tots tres efectes, hi ha un impacte de l’activitat d’ANAV sobre l’economia catalana que és exactament 4,096 vegades superior a la despesa inicial efectuada. Una despesa que ha anat augmentant en els darrers anys a les centrals d’Ascó i Vandellòs, amb xifres rècords d’inversió en operació el 2009 i el 2010 que expliquen que la doctora Llop mateix vaticinés que, si l’estudi hagués anat més enllà del 2008, l’impacte encara seria major.

En el cas de l’economia territorial, del Camp de Tarragona i les Terres de l’Ebre, l’impacte global suposa més o menys un 34% del PIB de la demarcació.

“A més de produir la meitat de l’energia que es consumeix a Catalunya, els números confirmen el que teníem clar: generem, riquesa, estabilitat i llocs de treball solvents”, va valorar el director general d’ANAV, José María Grávalos.

Els sectors més beneficiats per l’activitat nuclear, segons l’estudi, són els de serveis a les empreses (22%), sobretot en l’àmbit territorial, i el sector serveis en general (31%). També el comerç (10%).

900.000
milions
d’euros és l’impacte directe de la demanda i la despesa de les tres centrals entre el 2004 i el 2008.
Més:

http://www.avui.cat/noticia/article/4-economia/18-economia/377418-leconomia-multiplica-per-quatre-la-inversio-en-nuclears.html

Pacte per allargar la vida de les centrals nuclears

dimarts 15 de febrer de 2011

Els grup polítics parlamentaris (PP, PSOE, PNB, CIU, Entesa i Grup mixt) han pactat poder allargar la vida de les centrals nuclears més enllà del límit actual, fixat en 40 anys

dimarts 15 de febrer de 2011
Els grup parlamentaris (PP, PSOE, PNB, CIU, (Entesa  que forma part Esquerra i Pere Muñoz) i Grup mixt) han pactat poder allargar la vida de les centrals nuclears més enllà del límit actual, fixat en 40 anys.
Segons han explicat fonts de CIU, per a l’allargament de la vida de les nuclears es tindrà sempre en compte el dictamen del Consell de Seguretat Nuclear (CSN) sobre la seguretat i la protecció radiològica de les centrals. 

El pacte s’ha establert en virtut d’una esmena transaccional que va sota el paraigua de la Llei d’Economia Sostenible i que aquest dimarts a la tarda està previst es voti al Congrés dels Diputats.

En el nou text, i segons les mateixes fonts, desapareix la referència als 40 anys de vida útil de la centrals, la qual cosa concerneix a vuit reactors nuclears i els seus titulars hauran de sol·licitar l’allargament de la vida en el marc de la legislació vigent.


De lectura obligada: La energia nuclear contra la crisis mundial

La energía nuclear contra la crisis
Por John Dyson

Aunque muchos se oponen, se la ve como una alternativa contra las necesidades económicas.


Cuando sus cuatro nietos fueron a visitarla a su departamento en París, Ursula Naccache les prometió algo: “Si se van a la cama rápidamente, encenderé las luces de la Torre Eiffel solo para ustedes”. Al no saber que la torre se enciende cada hora en punto, los niños se abalanzaron hacia la ventana con sus pijamas mientras Ursula, con un ojo puesto en el reloj, señalaba con el control remoto del televisor y pulsaba el botón teatralmente.

“¡Voilà!”, sonrió, y los chicos aplaudieron cuando la torre brilló con 20.000 luces. Esta astuta abuela no es la única maga en Francia. Todo el país sonríe porque se enciende mediante un abundante suministro de electricidad barata. Y porque su energía es “limpia” y los gases de efecto invernadero emitidos por persona en Francia están un tercio por debajo del promedio europeo. “Francia es el ejemplo a seguir,” asegura Nicolas Sarkozy, el presidente del país. “Estamos demostrando cómo se puede reducir la dependencia del petróleo, recortar las emisiones y garantizar que la gente consiga uno de los suministros de electricidad más baratos del mundo.”

¿Cómo? ¡Pasándose a la energía nuclear! Casi el 80 por ciento de la electricidad de Francia se genera mediante las 58 centrales nucleares del país. Con el eslogan “Sin petróleo, sin carbón y sin elección”, Francia se empeñó en la energía nuclear a mediados de los años setenta y ahora exporta un 16 por ciento de su producción a sus vecinos.

Pero la magia francesa ha punteado de algún modo a la mayor parte del resto de Europa. Aunque 143 plantas nucleares en 14 estados de la UE suministran casi un tercio de su electricidad, la energía nuclear está lejos de ser la brillante chispa de la economía europea como lo es en Francia. La energía barata y abundante es el alma del futuro y la demanda aumentará vertiginosamente, sobre todo si la mayoría de los vehículos llegan a ser eléctricos. Pero en la carrera actual hacia la energía “renovable”, los gobiernos vierten vastas sumas en nuevos sistemas que producen energía solamente cuando el sol brilla o el viento sopla. La energía nuclear, aunque limpia, barata, segura y verde, es descartada en la mayoría de los casos.

Eso se debe a que después de 24 años, el desastre de Chernobyl sigue dando escalofríos en todas partes de Europa. Aunque la fusión accidental del núcleo del reactor se debió a una clara negligencia por parte de sus diseñadores y operadores soviéticos, muchos países europeos en ese momento cerraron sus propias plantas o planearon hacerlo. El desastre todavía alimenta la poca voluntad política en la actualidad para aceptar la energía nuclear.

Sin embargo, el apoyo público a la energía nuclear está creciendo rápidamente. Muchas personas, especialmente en Europa del Este, acogerían con entusiasmo una menor dependencia de los caprichosos exportadores de gas. La reciente suspensión de las exportaciones de gas rusas dejó a varios países sin energía y con frío.  “Se está gestando un renacimiento nuclear en todo el mundo”, dice John Ritch, jefe de la Asociación Nuclear Mundial.

Además, el gas y el petróleo del Mar del Norte están casi agotados. Los gases de efecto invernadero como el CO2, a los que se les culpa del calentamiento global, deben ser reducidos. En todos los casos, la energía nuclear —no sólo limpia sino disponible— es la solución obvia.

Los nuevos reactores europeos, denominados presurizados, planificados en Finlandia y en el Reino Unido (y ya en construcción en Flamanville, Francia), prometen un ahorro de combustible del 17 por ciento, una reducción de residuos del 30 por ciento y una producción de energía superior al 36 por ciento.

Haciendo espectaculares cambios de sentido, Italia, Suecia y Suiza están dando ahora pasos para planificar nuevos reactores. España, Bélgica y Finlandia están ampliando la vida operativa de los reactores. Los países de Europa del Este están sustituyendo los poco fiables reactores construidos por los soviéticos por otros nuevos.  En resumen, cuatro reactores están actualmente bajo construcción en la UE, mientras que el inicio de nueve más es inminente.

Y después de un cambio dramático el pasado mes de septiembre, incluso los alemanes parecen ahora estar volviendo a la idea de un futuro nuclear. Para 2022, había que ir haciendo desaparecer por etapas los 17 reactores del país, pero la canciller Angela Merkel permitirá ahora que las centrales más antiguas operen durante un período adicional de ocho años y los reactores más nuevos ganarán otros 14 años. El impuesto extra sobre las ganancias es un motivo de ese cambio, pero otro motivo más apremiante es que la energía renovable del viento y del sol es demasiado poco fiable.

Alemania ha invertido mucho hasta ahora en energía solar y eólica. Según un reciente informe de RWI, un instituto económico de Essen, el país ha pagado un alto precio por ello. El coste de las subvenciones para generar solo un 0,6 por ciento de la electricidad de Alemania mediante células solares a lo largo de los últimos diez años, según el informe, fue de 52.300 millones de euros. Esto habría servido para pagar, como mínimo, seis centrales nucleares. Las subvenciones para la energía eólica fueron en total 20.400 millones de euros, o tres centrales nucleares.

La energía renovable es representada a menudo como un “motor de puestos de trabajo” que creará 400.000 puestos. Quizás, pero hasta ahora cada puesto de trabajo creado en Alemania ha costado no menos de 175.000 euros.

Mientras que la energía nuclear es estable y constante, los molinos de viento generan electricidad solamente un 22 por ciento aproximadamente del tiempo en el mejor de los casos, mientras que las células solares no funcionan en la oscuridad o con mal tiempo. Los sistemas de respaldo que queman combustibles fósiles importados tienen que funcionar constantemente en espera, por lo que todas las ventajas de emisiones reducidas se pierden.

En la Dinamarca libre de energía nuclear, unos 5.050 molinos de viento generan el 19 por ciento de su electricidad, pero ahora lo consideran como un desastre costoso. España tiene una política similar y el Reino Unido inició subvenciones caras para células solares el pasado mes de abril. República Checa está recortando las subvenciones solares, vistas ahora como demasiado generosas.

Manuel Frondel, un autor del informe de RWI, comenta: “La política alemana impone costos elevados sin ningún beneficio de reducción de CO2, empleo, seguridad energética o innovación tecnológica. Sin embargo, la energía nuclear es una alternativa creíble y realmente es ecológica”.

Incluso los activistas verdes están de acuerdo. “Alemania proporciona una útil fábula aleccionadora”, manifiesta Chris Goodall, uno de los miembros de un grupo de ecologistas destacados en el Reino Unido y en los Estados Unidos —incluso cofundador de Greenpeace y su antiguo director para el Reino Unido— que ahora respalda la energía nuclear.

“A pesar de las enormes subvenciones para paneles solares, la energía fotovoltaica todavía no ha sustituido un uno por ciento de la generación de electricidad con combustibles fósiles”. Si la canciller Merkel no hubiese ampliado las vidas de las centrales nucleares de Alemania, el país no habría tenido otra opción que construir nuevas y sucias centrales de carbón.

El científico James Lovelock, creador de la teoría Gaia sobre cómo se protege el planeta a sí mismo como si fuese un organismo vivo, agrega: “La energía nuclear es la única solución ecológica”.

¿Puede ser la energía nuclear realmente ecológica y respetuosa con el planeta? Veamos los principales argumentos.

Su beneficio sobresaliente es que una vez que una central está construida y en funcionamiento, no produce emisiones significativas.

Incluso las emisiones de radiación son demasiado pequeñas de medir. La fuga de radiación de la enorme central de reprocesamiento de combustible nuclear en Cap de La Hague, cerca de Cherburgo, es mayor que la de todo el resto de instalaciones nucleares de Francia, sin embargo, en un año no es mayor que la radiación natural de un plato de mejillones.

La energía nuclear utiliza menos terreno y evita la contaminación visual. Los molinos de viento cubren vastos tramos de paisaje y las presas hidráulicas anegan vallen enteros, pero una central nuclear que produce la misma cantidad de electricidad no es mayor que un estadio deportivo y su playa de estacionamiento.

Otras ventajas la hacen verde también.

La energía nuclear es de lejos el recurso de energía más seguro. Aparte del accidente de Chernobyl, ningún miembro del personal ha sido herido alguna vez por un accidente nuclear.  La proliferación no es un problema: Todos los países con armas nucleares las obtuvieron antes que la energía nuclear. E independientemente de lo que puedan decir los activistas, una central nunca puede explotar como una bomba. El carbón, el gas e incluso el agua causan muchas veces más accidentes, mientras que la contaminación de los combustibles fósiles mata a miles de personas todos los años. Según datos estadounidenses, es más peligroso trabajar en inmobiliarias o finanzas que en el negocio nuclear.

La construcción de una central nuclear supone una gran inversión económica, pero una vez lista y en funcionamiento, su producción es la forma más barata de generar energía limpia.
El ministro de Economía alemán sitúa el coste promedio de la energía nuclear en 2,65 céntimos la unidad, frente a 3,55 del carbón, 4,3 del agua, 4,9 del gas, 9,0 del viento y 54 céntimos de las células solares.

Asimismo, en términos de costos “externos” —efectos en salud y medio ambiente pagados por la sociedad a la larga— la energía nuclear gana sin esfuerzo. Un informe de la CE afirma que si estos costos fuesen incluidos en los precios reales, la electricidad generada por el carbón se duplicaría y la del gas aumentaría un tercio.

Para tener una idea de las dimensiones de las que estamos hablando: la energía potencial de medio camión cargado con finas barras de combustible nuclear es aproximadamente igual a la de un supercarguero que descarga petróleo en Rotterdam. De tres a cuatro de estos camiones encenderán hasta un tercio de París y sus barrios periféricos —incluida la Torre Eiffel— durante 15 meses aproximadamente. Para hacer el mismo trabajo, una central activada por carbón necesita un vagón de ferrocarril de 20 toneladas cada 12 minutos.

Pero es la parte trasera del negocio lo que preocupa a la mayoría de la gente, porque el combustible usado sacado del reactor es muy radiactivo y sigue siendo peligroso durante muchos miles de años.

La idea genial de Francia ha sido reciclar estos “residuos”, transformándolos en una fuente de energía valiosa para el futuro. Casi el 95 por ciento del combustible usado puede ser reprocesado. Una parte abastece a los reactores existentes y el resto es almacenado para su uso posterior. “Gracias a nuestros stocks de residuos, Francia tiene ahora combustible para miles de años,” dice Philippe Pradel, de la CEA, la agencia de energía nuclear de Francia.

Solo el cuatro por ciento del combustible gastado es un verdadero residuo “de alto nivel” que tiene que ser almacenado durante siglos. Este residuo se mezcla con los ingredientes en bruto de vidrio a temperaturas vol­­cánicas, es depositado en envases de acero y almacenado en ejes verti­cales.

En comparación con las montañas de cenizas, ácido, polvo y productos químicos tóxicos arrojados por las plantas de energía activadas por carbón, los residuos nucleares de alto nivel de un año por persona son sólo de cinco gramos, más chicos que una moneda de 20 céntimos. Para una familia de cuatro personas durante 50 años, la montaña de residuos es del tamaño de un mouse de computadora.

Los científicos aseguran que la preocupación pública sobre el almacenamiento de residuos nucleares será pronto hipotética, y tenderá a desaparecer gracias a la próxima Generación IV de rápidos reactores que ahora se encuentran en los tableros de dibujo de un consorcio de 12 países. “Nuestra gran esperanza es que funcionen con residuos de otros reactores, fabriquen combustible para el futuro, necesiten 100 veces menos uranio que los reactores actuales y dejen una milésima de residuos como mucho”, dice Jean-Claude Garnier, responsable de innovación tecnológica en la CEA.

Tomemos solo un ejemplo de los espectaculares avances que están logrando los investigadores. El principal productor de radiación en los residuos finales es el tecnecio 99, que sigue siendo peligroso durante 210.000 años. Cuando se pone dentro de un reactor y se transmuta en otro material denominado rutenio, su período de peligro se recorta a 16 segundos. “Esto transforma todo el problema”, comenta el científico Bernard Vray.

El sorprendente concepto de un sistema energético que fabrique su propio combustible y se trague virtualmente todos sus residuos no es una quimera. En 2012, los ingenieros decidirán por cuál de los seis diseños prototipo apuestan. La construcción del prototipo comenzará en 2015 y estará operativo en 2020-2025. “Aportará una nueva dimensión a la energía nuclear”, dice Pradel. “Esta es una solución para siglos”.

Hans Blix, anterior responsable de la Agencia Internacional de Energía Atómica e inspector jefe de armas de la ONU comenta: “El viento y la luz del sol están en todas partes, pero tienen que ser recogidos.  Mientras que un kilo de uranio producirá 50.000 kwh de electricidad”.

Y agrega: “Me acuerdo de lo que mi madre me dijo una vez sobre el perfume: “Es una pena que [la energía nuclear] sea necesaria, pero es bueno que la tengamos”

 

Font: http://ar.selecciones.com/contenido/a2601_la-nergia-nuclear-contra-la-crisis-mundial

“Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones”. Lucio Anneo Séneca

Subida del 9,8% de la luz entre otras subidas

By MERLINJOY | 

jueves 30 de diciembre de 2010


Este gobierno no tiene vergüenza, en la época que estamos, con mas de 5 millones de parados y no se les ocurre otra cosa al gobierno que subirnos la luz un 9,8% para compensar la burbuja de las eléctricas que ellos mismos han sido los causantes de inflar.

Cuando Zapatero entró en el gobierno , el déficit tarifario era de un poco mas de mil millones de euros, en la actualidad, está cerca de los 20.000 millones de euros, es decir, HAN MULTIPLICADO POR 20 EL DEFICIT TARIFARIO. Luego nos sale el seños Chaves a decirnos que esto del déficit tarifario es una hipoteca heredada del gobierno del señor Aznar. Hay que echarle cara para decir esta sandez!!!!!

Luego nos sale el señor ministro de industria a decirnos que la subida será poco menos que un café al mes, es decir 1,7€ cuando los cálculos de industria(su ministerio) lo cifran en 3,2€, pero además de que es mentira se permiten quitarle importancia al hecho mismo, seguramente porque sus bolsillos no lo notarán, puesto que viven en chozas que el gobierno les paga religiosamente, con lo que la subida de la luz no va con ellos.

Si miramos los números del ministerio, son para enojarse, principalmente por la cantidad de mentiras que dicen, porque si la subida son 3€ al mes, se supone que se está pagando 30€ AL MES DE ELECTRICIDAD!!!!! ¿Quién paga 30€ al mes de electricidad? si solo por hacerte la factura ya te cobran mas!!!!!

Lo normal hoy en día es no bajar de 150 o 200€ del recibo de la luz, con lo que el incremento son 20€ al mes, MAS DEL 600% DE LO QUE NOS QUIEREN HACER CREER.

Luego también hay que sumar la subida del gas un 3,9%,servicios públicos entorno al 3%, y un sin fin mas de impuestos que nos van a subir en enero, con lo que el palo que se va a llevar el ciudadano va a ser de consideración, y todo para pagar a los amigotes de los molinillos y demás derivados de las estafas de la energía verde. Os dejo un grafico que muestra la evidencia del despilfarro del gobierno en subvenciones que tenemos que pagar ahora todo el mundo, de cada 100€ que pagamos de luz, 53€ van destinados a la obtención de la energía y el resto son subvenciones a las energías verdes y el carbón ecológico de león(manda narices que sea carbón y ecológico).

Es hora, no de abrir el debate de la energía nuclear, sino de apostar ya y de manera firme por la energía mas limpia y barata que existe hoy en día, que no es otra que la energía nuclear. No puede ser que tengamos que pagar los españoles los caprichitos de algunos señoritingos que amparándose en el poder, hacen lo que les da la gana con nuestro dinero y encima luego nos tachen de tontos.

Saludos desde Lliria – Valencia

Que tu sonrisa te acompañe siempre.

¡Pepe, Pepe, despierta!
Y le dice el marido:
¡Qué! ¡Qué quieres!
Y dice la mujer:
¡Que se te han olvidado las pastillas para dormir!

Font:

http://merlinjoy.blogspot.com/2010/12/subida-del-98-de-la-luz-entre-otras.html